EE.UU. lidera la importación de trofeos de leones de África. Por Antonio Cerrillo.

El-leon-Cecil-era-el-mas-famos_54433590793_51351706917_600_226

La trágica cacería del león Cecil, el más famoso y fotografiado de Zimbabwe, a manos de un cazador norteamericano, ha conmocionado a la opinión pública; pero esta práctica no es extraña o atípica. Estados Unidos es el país líder en el mundo en importación de trofeos de león de África, según los datos de la organización Lion Aid, a partir de informaciones del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (Cites).

Entre los años 2008 y 2012, Estados Unidos importó desde África 3.166 trofeos de león, mientras que España ocupó el segundo o lugar, con 434 trofeos, una cifra muy superior a la de Rusia (216), Francia (206), Alemania (142) o Noruega (123).

Estados Unidos, pues, aventaja en este ranking a España de manera muy destacada: tiene casi ocho veces más cazadores que España, pero sorprende la enorme aportación de España a este mercado. La organización Chelui4lions, una oenegé que colabora en la protección del león, ha expresado su sorpresa por la gran afluencia de cazadores españoles, para lo que no tiene una explicación clara. Sorprenden los datos, porque, aunque España tiene una gran tradición de caza, también la tienen otros países europeos que quedan por debajo en este ranking. ¿Es este el último y desconocido símbolo de un periodo histórico de riqueza para algunos?, ¿una demostración más de una ostentación con arraigo?v “No podíamos imaginar que la locura de algunos españoles ricos por querer ir a matar leones a África podía llegar tan lejos. Hay muchos ricos en España que no saben qué hacer con su dinero”, declaró a este diario Luis Muñoz, portavoz de Chelui4lions. Otras voces atribuyen este fenómeno a la menor sensibilidad hacia la protección de los animales.

Otro dato revelador: el 75 de los trofeos de Estados Unidos proceden de Sudáfrica (en el caso de España,la cifra es del 82%), concretamente de los leones abatidos en lo que se llama caza enlatada, una práctica legal de este país y que consiste en criar animales en cautividad para luego ser liberados en campos vallados, en donde caerán víctimas de las gestas de estos cazadores intrépidos de trofeos. Sudáfrica ingresa cada año 10 millones de dólares por este comercio.

Muchas ventajas explican este éxito. Es una caza asequible, pues hay una 99% de probabilidades de que la persecución se cobre su ansiada pieza (frente al riesgo de regresar con las manos vacías en la caza en libertad); los animales criados en cautividad exhiben grandes melenas. Y, además, pueden costar entre 20.000 y 35.000 dólares mientras que los salvajes cuadriplican ese coste. Los organizadores de esta modalidad sostienen que los leones nacidos para morir contribuyen a su conservación y a mantener protegidas vastas extensiones de las que se benefician otras especies y quitan presión a las poblaciones salvajes. En cambio, los grupos conservacionistas sostienen que no se cumplen las normas de la “ética” de caza y que se desvirtúa la comprensión de la vida salvaje.

Las importaciones del trofeo requiere un certificado Cites, aunque la UE puede suspenderlas si se demuestra que tienen un efecto negativo para la conservación. La UE suspendió las importaciones de Benin, Burkina Faso, Camerún y Etiopía; pero juzga que son sostenibles las de Namibia, Sudáfrica, Tanzania y Zimbabue. En cambio, las de la República Centroafricana, Mozambique, Sudán del Sur y Zambia se analizan individualmente, caso a caso.

Fuente: http://www.lavanguardia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s