Herbalife: al límite de la legalidad

herbalife-estafa-eeuu-kRS--620x349@abc

La Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos (FTC) ha investigado, desde 2014, a Herbalife, una empresa dedicada a la venta directa de productos nutricionales. La investigación finalizó el viernes pasado, con un acuerdo alcanzado entre la FTC y Herbalife en el que la compañía se comprometía a pagar 180 millones de euros y a modificar su estructura empresarial a cambio de no ser sancionada.

La institución federal puso en tela de juicio el funcionamiento legal de Herbalife por su estructura similar a la de las estafas piramidales. En concreto, la FTC denunció que los vendedores de la empresa multinivel recibían más ingresos reclutando a gente que dando salida a los productos.

Respecto a los 180 millones de euros que Herbalife tiene que pagar, la sede española de la compañía resalta en declaraciones a este periódico que «no es una indemnización, sino que el pago se efectúa por el acto de conciliación previo al juicio», de esta manera, la empresa, se ha evitado el mismo.

No es la primera vez que Herbalife resuelve un pleito antes de que se celebre: en 2014 accedió a pagar 15 millones de dólares a un tribunal federal de California para escapar de una demanda colectiva que les acusaba de operar con el esquema piramidal, ilegal en la mayoría de los países desarrollados.

En Bruselas, en cambio, la empresa no consiguió zafarse de los tribunales. En 2011, después de 7 años de pleitos, la asociación de consumidores belga Test-Achats consiguió que la empresa fuera condenada por el Tribunal de Comercio de Bruselas que estableció que Herbalife había creado un sistema piramidal ilegal y en consecuencia debía cesar su actividad en el país belga.

Herbalife en España
En España, actualmente, las principales asociaciones de consumidores del país, Facua y OCU, no han recibido quejas de los usuarios de Herbalife, si bien sí que han llegado consultas como la de Diego Evaristo, socio de la OCU. «Me pareció extraño que una persona sin formación pudiera hacer un estudio dietético sin apenas conocerme y sobre todo, sin contar con la titulación correspondiente», ha explicado Evaristo, a ABC.

Las dudas no van desencaminadas si se revisa el historial de la empresa en España. La compañía fue multada en 1994 con 2,4 millones por la publicidad engañosa de su dieta y, según apuntó la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en ese momento, también se defraudó a los distribuidores. Pero los problemas no acabaron ahí, en 2008 Herbalife fue investigada por el Ministerio de Sanidad por 9 casos de toxicidad hepática supuestamente relacionados con sus productos.

Como explica la OCU, los productos de Herbalife no son aconsejables como sustitutivos alimenticios, éstos son hipocalóricos y desiquilibrados lo que hace que a pesar de que se consiga perder peso, los kilos se recuperan con rapidez. En este sentido, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) emitió un informe en 2008, tras la notificación de los casos de intoxicación, donde explicó que la toxicidad hepática podía ser consecuencia de las alteraciones metabólicas resultantes de estos cambios repentinos de peso, aunque finalmente no lograron establecer una relación directa y sin equívocos entre el consumo de los sustitutivos de Herbalife y las dolencias hepáticas.

Cómo funciona
«Empezar es muy sencillo. Solo tienes que pagar 63 euros en concepto de instrucción, ir a los cursos y ya puedes acceder a las “bodegas” para comprar los productos y luego venderlos», explica Esperanza, una ecuatoriana residente en Madrid y distribuidora de Herbalife. «Son todo ventajas porque no tienes que invertir, si alguien te pide un producto tú vas, lo compras con el 25% de descuento y lo vendes al precio sin rebaja».

Según esto, si un mes un distribuidor vende 1.000 euros en artículos el beneficio que obtiene es de 250 euros, una remuneración insuficiente para vivir. Entonces, ¿cómo se gana dinero?

La clave del éxito de este tipo de empresas multinivel incide en la reclutación de nuevos distribuidores. Como indica Esperanza, si se logra reclutar a 50 personas que quedarían bajo su mando, podría llegar a ganar más de 7.000 euros al mes. Pero para ello tendría que dedicarse plenamente a la empresa.

El problema radica en que estos objetivos no siempre son realistas o implican sacrificios no recomendables como dejar el puesto de trabajo, según advierte Miguel Perlado, psquiatra y coordinador de la Asociación Iberoamericana de Investigación de Abuso Psicológico (AIIAP). «Además, existe una complicación añadida que es que la mecánica interna de Herbalife no difiere mucho de la de las sectas».

Cuenta Perlado que la empresa tiene todos los parámetros para considerarse sectaria: un sistema de atracción de personas constante y persistente, una presión enorme a continuar dentro de la compañía, un alto tono emocional así como un sentimiento de grupo que puede llegar a ser endogámico.

«Nos cuidan mucho, hace un tiempo me invitaron a comer al restaurante del hotel Palace en Madrid. Estaba repleto de profesionales que nos aconsejaron sobre cómo vender los productos, fue muy emocionante», añade Esperanza, sin saber que, como indica Perlado, estos actos están destinados a deslumbrar a personas que están en una situación emocional o laboral complicada. Es una «zanahoria tintineante», o dicho de otro modo, un cebo para que «las personas que estén dentro se sientan en deuda con la organización y por tanto sean fieles a la misma», se lamenta Perlado.

Autor: Aranzazu Saco
Fuente: http://www.abc.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s